historial crediticio

Para empezar, ¿sabes lo que es el historial crediticio y para qué sirve? ¿Qué pasa si estoy en buró de crédito? ¿Cómo hago para tener un historial limpio? Son muchas preguntas que seguro alguna vez te has hecho, pero ¡no te preocupes!, aquí encontrarás la respuesta a cada una de ellas.   

El historial crediticio es la suma de antecedentes de crédito y comportamientos de pago de una persona. Incluso si nunca has tenido una tarjeta bancaria, posees un historial con el simple hecho de haber comprado un producto a plazos en una tienda departamental, un plan de celular o contratado el servicio de televisión por cable.

En este artículo te explicamos todo lo que debes saber sobre el historial crediticio, su importancia al momento de buscar un crédito hipotecario y cómo mantenerlo limpio.

 

¿Estoy en el Buró de Crédito? Conoce tu historial

Es común pensar que el Buró de Crédito es una especie de “lista negra” de personas morosas, pero esto en realidad no es así. Aclaremos: el Buró de Crédito se trata de empresas privadas que llevan un registro de cualquier persona que haya tenido o tiene un crédito, independientemente de su cumplimiento con los pagos. En México, 27 millones de personas físicas están registradas en el Buró.

Este organismo se encarga de brindar información a instituciones como bancos o entidades financieras acerca del historial de personas que estén solicitando un crédito.

Cómo mantener un historial crediticio limpio

Es importante tener un buen historial crediticio porque te abrirá muchas puertas cuando quieras adquirir un nuevo crédito o aumentar el límite de crédito que tengas en la actualidad.  

Esto se debe a que el banco o una institución financiera analizarán tu comportamiento de pago para decidir si te otorgan o no tu solicitud.

  • Analiza tu capacidad de pago

 

Haz un balance de ingresos y gastos. En muchas ocasiones los consumidores suelen pensar que una tarjeta bancaria es “dinero extra” que pueden gastar hasta llegar al límite de crédito. Utilízala en casos de emergencia o para pagos que saldarás en el mes siguiente.

Se recomienda que el 60% de los ingresos se destinen a gastos corrientes como comida, transporte, servicios, vivienda y, de ser posible, ahorro. El 40% restante debe utilizarse para el pago de deudas, del cual, 30% debe emplearse en crédito hipotecario y el otro 10% para pagos como tarjetas de crédito, pagos en tiendas departamentales, entre otros.

 

  • Paga a tiempo y, de preferencia, realiza el pago íntegro

 

Realizar pagos antes de la fecha límite te ayuda crear un historial crediticio positivo. Procura hacer el pago por el monto total de la deuda cada mes para no generar intereses que la transformen en una deuda interminable.

Nunca te quedes sin pagar, incluso si algún mes te resulta especialmente difícil hacerlo, trata por lo menos de abonar el pago mínimo.


¿Qué pasa si estas en el Buró de Crédito con una imagen negativa?

Lo primero que tienes que hacer es no pensar en cosas negativas, y acercarte a la institución financiera que te otorgó el crédito, por lo general están dispuestos a reestructurar la deuda.

También pueden darte la opción de una quita de capital, es decir, una rebaja de la deuda para pago en efectivo. Considera que esta última opción puede dejar una mala nota en tu historial por algunos años.

Un buen puntaje en el Buró de Crédito avala que eres un pagador digno de confianza, lo cual suma puntos a favor al momento de solicitar un crédito ante alguna institución financiera o negocio.

Recuerda que en Casas JAVER estamos para asesorarte en el proceso de la compra de una casa nueva. No dudes en contactarnos para que un asesor te de un seguimiento adecuado.

Síguenos en redes sociales

Archivos

¡Síguenos!
Casas Javer FB