Las vacaciones de verano son una de las épocas más esperadas por aquellos que son estudiantes en el hogar, pero también por los que no lo son, dado que pueden tomarse un merecido descanso de las labores matutinas, como el preparar a los niños, revisar las tareas, preparar las mochilas y loncheras, entre otras hazañas del día a día.

En estas fechas regreso a clases está por llegar y las actividades escolares en sus niveles primarios se reanudarán, por lo que necesitamos volver a entrar en la rutina de la mejor manera. Por ello, hoy te traemos sencillas ideas para hacer del regreso a clases todo un éxito, y retomar la rutina de la mejor manera.

Horas de descanso

Estamos conscientes de que el ciclo escolar está por comenzar, pero lo ideal es acostumbrar a los niños a meterse temprano en cama al menos una semana antes de que las clases sean reanudadas. Con ello, evitarás que el día antes de comenzar se encuentren inquietos y puedan desvelarse. Procura mantener un ambiente tranquilo y relajado en las habitaciones, no los aturdas con la televisión ni los juegos de vídeo.

Los útiles escolares

Evítate los problemas y no hagas la compra de los útiles escolares un día antes del regreso a clases; ni siquiera lo hagas en la misma semana. ¿Para qué complicarse la vida? Puedes surtir la lista con al menos dos semanas de anticipación. Los mejores días son entre semana en horarios matutinos.

Organiza mochilas y loncheras tranquilamente

Para la mochila

Cuando el ciclo comienza no es necesario que los niños lleven una mochila repleta de cosas innecesarias. Recuerda hacerle saber que lo más importante es llegar con una buena actitud a su primer día en clase. Prepara solamente un par de libretas y una lapicera con lo más necesario, y cuando las clases realmente comiencen presta especial atención a sus horarios. Ningún niño quiere cargar libros y libretas que no va a necesitar.

Para la lonchera

Semanalmente puedes comprar lo necesario para el lunch de tus hijos, así sólo te preocuparás por combinar (preferiblemente la noche anterior) lo que van a llevar el siguiente día. Ten en cuenta mantener la cocina limpia y despejada para no enloquecer la mañana siguiente en caso de tener que hacer uso de ella.

Evita las golosinas o la comida chatarra, y opta por jugos, fruta y alimentos ligeros como sandwiches o barras nutritivas.

Los uniformes

No hagas grandes gastos innecesarios. Si el uniforme del ciclo anterior sigue en buenas condiciones (y tu hijo en la misma talla) no tienes que resurtir todo el guardarropa escolar; esto aplica con tenis, zapatos, calcetas, mochilas, etc.

Puedes dejar este presupuesto para la mitad del ciclo si ves que el desgaste se comienza a hacer presente.

El tráfico

Padre prevenido vale por dos. Ten presente que las primeras semanas siempre son sinónimo de caos vial. Por ello, tómate el tiempo que consideres necesario para estar al menos 10 minutos antes del inicio de las clases.

Si puedes llegar al plantel caminando matarás dos pájaros de un tiro porque no harás un gasto de gasolina en vano y evitarás el molesto tráfico matutino.

Si vas en coche toma rutas alternas, y una vez en la escuela no tomes mucho tiempo en bajar y despedir a tus hijos, no olvides que hay gente esperando por hacer lo mismo que tú y no todos cuentan demasiado tiempo.

Estos consejos están enfocados a la parte funcional, ¡pero no olvides el aspecto emocional!, ese queda en tus manos. Manténte cerca de tus hijos los días previos al fin de las vacaciones. Hazles saber que pueden apoyarse en ti en el ciclo escolar que comienza y que no duden en platicar contigo las cosas que les parezcan difíciles; la familia es un equipo y podemos contar los unos con los otros.

Esperamos estos consejos sean de ayuda para ti. Recuerda que semanalmente tenemos ideas nuevas para ti, tu casa y tu familia.

 

Síguenos en redes sociales

Archivos

¡Síguenos!
Casas Javer FB