Este viernes 27 de julio el mundo vivirá una un suceso irrepetible: la Luna se pintará completamente de color rojo por alrededor de 1 horas y 43 minutos, siendo el eclipse lunar más largo del siglo.

El cambio de color se debe a que la luz solar se filtra y refracta en la atmósfera terrestre. La Tierra actúa como una lente que desvía la luz del Sol y filtra sus componentes azules, de manera que solo deja pasar la luz roja reflejada por el satélite. Así es como la Luna adquiere ese resplandor cobrizo tan característico.

El eclipse lunar se podrá observar completamente en África, Asia y en ciertas regiones de Europa, pero no en México. Los habitantes del continente americano podrán verlo en internet o por televisión a través de una transmisión en vivo.

 

Síguenos en redes sociales

Archivos

¡Síguenos!
Casas Javer FB
Compartir en