Para un niño jugar es la posibilidad de recortar un trocito de mundo y manipularlo…

En este mes buscamos cualquier excusa para complacer y divertir a los más pequeños de la casa. La mayoría del tiempo buscamos actividades recreativas que puedan mantenerlos distraídos y a la vez les sirvan como actividad física, sin embargo, muchas salidas representan una innecesaria inversión de tiempo y dinero.

¿Qué te parecería crear un espacio pensado sólo para ellos y a un bajo costo? Presta atención a las siguientes ideas y comienza a visualizar ese proyecto en tu jardín o patio trasero. Juntos pasarán horas de sano entretenimiento sin la necesidad de siquiera abandonar el hogar.

Ideas:


Un avioncito sobre el pasto, con algunas piedras pintadas de colores.

Sube y baja, con una llanta y algunos tablones.

El juego de las canastas que conocemos, con materiales de casa.

Un juego de Jenga muy extremo ¿lo jugarías?

¡Atínale a la botella! Una idea divertida y muy simple.

¿Se te había ocurrido? A nosotros no, pero sin duda es maravilloso.

Archivos