Al comprar casa, la decoración siempre es un tema que da de qué hablar. Regularmente lo estético le gana a lo funcional, pero es vital buscar un equilibrio entre estos dos aspectos; y en el cuarto de un niño con mucha más razón.

En esa entrada te daremos tips muy sencillos para decorar el cuarto de los más pequeñines y no morir en el intento. Podrás tomar la inspiración que necesites y aplicarla a esos espacios donde los niños hacen de las suyas. No alarguemos más la espera y descubre con nosotros esos pequeños detalles que se quedarán en sus recuerdos toda la vida.

Usa colores

En las habitaciones de los niños siempre es vital recurrir al color. No les des un espacio aburrido ni insípido y juega con diversas tonalidades que vayan acorde a los muebles, o a la decoración que originalmente tienes planteada.

Ten en cuenta el propósito de tu paleta de color: si es una habitación de juegos no temas usar colores vibrantes y divertidos.

Mientras que en un dormitorio trata de ser más cuidadoso: usa tonalidades mucho más calmadas, esto creará una atmósfera más relajada y de paz para vivir.

Mejora el ambiente

La luz natural también es importante en un cuarto para niños. Las cortinas deben ser de un material que impida la luz durante la siesta pero que a la vez sean frescas y no aturdan al pequeño con telas muy cargadas.

Ten cuidado de no llenar demasiado la habitación de los niños con imágenes, cuadros, figuritas, etc.; ya que éste se puede convertir en un espacio agobiante.

Personaliza el mobiliario

El cambio de los muebles en su habitación debe ser gradual ya que debe ir acorde al crecimiento del niño. Trata de elegir muebles con colores divertidos, pues le darás la confianza que él necesita y lo harás sentir en un ambiente muy cómodo y amigable en su propia casa.

Procura no ser brusco con los cambios, no le des una cama muy grande si aún es pequeño, y en cambio retira la cuna si se encuentra en una edad adecuada.

Pinta murales

Elige un muro adecuado y pinta a manera de mural un paisaje tranquilo o un motivo de sus personajes favoritos. Aprovecharás el espacio al máximo en tu casa nueva y le darás mucha vida a una simple pared blanca.

Apóyate con el uso de “stenciles” o incluso es una buena opción usar vinilos decorativos, los cuales puedes encontrar fácilmente en tiendas departamentales o en almacenes de materiales para la hogar.

Recurre a la música

La música siempre es un gran apoyo para el desarrollo de los niños. Si cuentas con algún aparato de sonido, como un reproductor o un par de bocinas, podrás armonizar esta habitación con melodías que sean educativas y ayuden a su estimulación.

Además crearás una atmósfera divertida e ideal para entretener al pequeño de una manera sana.

Alimenta su espíritu

No te deshagas de todo. Mantén algunas cosas que proporcionen seguridad al niño, como por ejemplo, un libro, un peluche, o un cojín.

A su vez recurre a cajoneras y guardajuguetes, y comienza a almacenar las cosas que ya no usa dejando solamente las más importantes en espacios visibles. Recuerda no convertirlos en acumuladores. Enséñales a desprenderse de juguetes y prendas que no van a usar más. Crearás buenos hábitos para el futuro y los volverás mucho más responsables.

Aprovecha este mes para compartir con los más pequeños del hogar y darle un nuevo aire a tu casa JAVER. Estamos seguros de que éstas ideas te serán de gran ayuda.

Ideas vistas en Guía Infantil.

Síguenos en redes sociales

Archivos

¡Síguenos!
Casas Javer FB