Las especies en recipiente sufren más el frío que las plantadas en el suelo, por eso es necesaria una buena protección.

El invierno puede representar la temporada más cruel para tu casa, tu familia y sobre todo para tu jardín, ¡pero no te preocupes! no necesitas más que seguir algunos pasos que te ayudarán a proteger las plantas más vulnerables del frío, bastaran materiales cotidianos  y que de seguro tienes en casa para blindar definitivamente tu jardín, y evitar las tan molestas “heladas” en tus árboles y plantas más pequeñas.

Plantas en maceta

Para proteger las plantas en maceta de las heladas invernales, interpón entre la tierra y el cesto o maceta una hoja de ese plástico con burbujas de aire que se emplea para envolver los objetos frágiles. También puedes usar trozos de una alfombra vieja, cartones o papel periódico.

Puedes usar estos mismos materiales afuera de las macetas, de esta forma actúan como aislante y conservan el calor de la tierra.

Otro riesgo del invierno es el viento, especialmente para las macetas ya que puede derribarlas. Para evitarlo, coloca dos o tres piedras de tamaño considerable sobre el sustrato del recipiente.

Considera cubrir toda la planta si el frío es extremo especialmente por las noches.

Arbustos y árboles

Los arbustos y árboles jóvenes suelen ser sensibles al frío y al viento. Si vives en una zona muy fría o con inviernos muy crudos, inserta cañas o tablones alrededor de la planta y después fíjalo con cuerda y grapas jardineras, varias capas de malla, láminas de plástico o algún tejido viejo, como una alfombra. Usa las protecciones desde principios o mediados de otoño, al menos durante las noches, y ya en invierno, todo el día.

No te olvides de proteger las raíces, las cuales son parte más sensible.

Cuando las temperaturas son inferiores a los 0ºC, muchas de las plantas de jardín y terrazas lo pasan realmente mal. Hay ejemplares que pese a soportar las bajas temperaturas, necesitan cierta protección porque resultan las más vulnerables, como las plantas de flor ó las recién plantadas; para estos casos protege la parte aérea, los tallos, hojas y flores.

Parecen consejos bastante sencillos, pero trata de aplicarlos en tu jardín y verás una diferencia bastante notable.

Artículo e ideas vistas en Ecoagricultor.

 

 

Síguenos en redes sociales

Archivos

¡Síguenos!
Casas Javer FB